• 660 578 316
  • info.sexopositivo@gmail.com

Archivo mensualagosto 2016

¿Sexo a partir de los 65? ¿Realidad o ficción?

Fotografía por: Jade Beall

Fotografía por: Jade Beall

Continuamos hablando sobre la sexualidad durante la vejez. Hoy lo hacemos a través de una colaboración con nuestras compañeras de Sexo Con Salud, un espacio para vivir el sexo “de una forma natural y saludable”. Os dejo con el post que han escrito sobre el tema.

La edad no perdona y la sexualidad no es una excepción. Es cierto que a partir de los 65 años es probable que algunas capacidades físicas se ven mermadas por los deterioros de la edad y los efectos de algunas enfermedades que afectan a  la respuesta sexual. Desde SexoConSalud queremos contarte un poco más:

La Sexualidad no solo se centra en los genitales y las relaciones coitales sino que podemos disfrutarla de todo el cuerpo, de la cabeza a los pies. Y no solo en pareja, sino también a solas.

Efectos de la edad en la sexualidad

 En el hombre;

  • La erección disminuye su potencia y duración.
  • La eyaculación es menos abundante.
  • La sensación de orgasmo puede ser también menos intensa que en la juventud.
  • Enfermedades como la diabetes o cirugías en la próstata, bastante típicas a edades avanzadas, pueden afectar también a la erección.

 En la mujer;

-Los cambios hormonales de la menopausia son muchos y diversos. La mujer mayor presenta menor lubricación vaginal.

– Hay una pérdida de elasticidad en la vagina. Los músculos que forman el suelo pélvico pierden fuerza y eso, puede provocar:

  • Incontinencia urinària.
  • Disminución de la sensibilidad de las paredes vaginales. Como consecuencia disminuyen la intensidad de los orgasmos.
  • Posibles Prolapsos uterinos.

Tanto a hombres y mujeres que padecen  enfermedades cardiacas, pulmonares, los dolores musculares, artritis… pueden obligar a variar la frecuencia y ritmo de las relaciones sexuales así como las posturas, pero, y esto es muy importante, no tienen mayores consecuencias.

Es importante apostar por la calidad más que por la cantidad en el sexo. Fomentar el contacto físico, los abrazos, los besos, las caricias, los masajes… Quitar importancia y peso a la penetración y centrarse en el placer y la comunicación afectiva.

Es importante, y aun teniendo pareja, fomentar la autosatisfacción, tratando de conocer el propio cuerpo (todo él), masajeando y estimulando zonas sensibles. Este “automimo” mejora mucho la autoestima y permite no renunciar a  una vida sexual plena en ninguna de las fases de nuestra vida.

 

Si os ha gustado este post, no dejéis de visitar Sexo Con Salud:

@sexoconsalud

https://www.facebook.com/Benvitae

Video “Sexualidad en la vejez”

Vuelvo de vacaciones con un video en pequeño formato sobre algunas cuestiones que afectan a la sexualidad durante la vejez.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies