• 660 578 316
  • info.sexopositivo@gmail.com

ALTERNATIVAS A LA MONOGAMIA: EL POLIAMOR

ALTERNATIVAS A LA MONOGAMIA: EL POLIAMOR

"Desingned by Pressfoto / Freeppik"

“Desingned by Pressfoto / Freeppik”

El poliamor es una manera de entender las relaciones en la que, de mutuo acuerdo, se permite tener relaciones sentimentales con más de una persona a la vez. La monogamia parece ser la única opción de unión posible tal y como nuestra sociedad entiende las relaciones, basándose en el ideal de amor romántico y en la exclusividad. El poliamor lleva practicándose mucho tiempo en privado como alternativa amorosa a la monogamia y cada vez son más las parejas que entienden las relaciones de manera diferente.

Cuando no hemos tenido referencias de parejas poliamorosas y únicamente nos han educado en la monogamia, parece difícil comprender que una persona pueda mantener varias relaciones amorosas a la vez sin que esto le suponga conflictos. De aquí surgen falsas creencias y diversos mitos.

Muchas personas piensan que las relaciones poliamorosas son poco duraderas y están abocadas al fracaso. Lo cierto es que no existen datos que fundamenten esta idea. Lo que sí sabemos es que las relaciones no exclusivas con varias personas finalizan a medida que sus protagonistas lo consideran, de igual manera que lo hacen las parejas monógamas. Otro de los argumentos que cuestionan el poliamor es que las personas que lo practican lo hacen porque no son capaces de ser fieles y prefieren gozar del beneficio que da la libertad y la disponibilidad que ofrece la soltería. En realidad las personas poliamorosas deciden mantener varias relaciones de manera consensuada, libre y pactada entre todos los miembros de la pareja; mientras que las monógamas mantienen la exclusividad amorosa con un solo miembro de la pareja, por lo que si esto se rompe a veces recurren al engaño o lo que llamamos “infidelidad”. El hecho es que la mentira y el engaño son aspectos que no caben en ningún tipo de relación, ya sea poliamorosa o monógama.

¿Cómo es una relación poliamorosa?

No existe una organización particular en las relaciones poliamorosas. Hay personas que tienen dos parejas, otras que tienen una relación principal y otra(s) secundaria(s); personas que mantienen una relación homosexual con tres personas, amantes heterosexuales que conviven en la misma casa; dos madres y un padre… En el poliamor hay cabida para las relaciones entre todos los sexos, identidades y orientaciones; al igual que sucede en las relaciones monógamas.

Aunque el poliamor no siga una estructura concreta existen elementos que definen las relaciones de quienes lo practican. Uno de ellos es la negociación: Los componentes de cada relación establecen entre todos un funcionamiento de la misma, de forma libre y consensuada. Como en cualquier tipo de compromiso, se trata de poner unas reglas básicas que habrán de ser revisadas periódicamente a medida que la relación evolucione. Por ejemplo, en la monogamia, una de las reglas comunes es la exclusividad sexual a la pareja. En el poliamor las reglas pueden modificarse y ser reajustadas. Lo fundamental para la negociación es la comunicación con el fin de solucionar cualquier tipo de desacuerdo. En este sentido no parece haber muchas diferencias entre las personas monógamas y las poliamorosas. La comunicación es un pilar imprescindible para la salud de cualquier tipo de relación. Es fundamental hablar con libertad, naturalidad y claridad a la hora de comunicar situaciones con las que no estamos conformes, confesiones o deseos. Así como la honestidad y el respeto con los otros. Decir la verdad es otra de las claves para el éxito de una relación amorosa. Algunas personas monógamas temen ser sinceras con sus deseos por miedo a herir a sus parejas; sin embargo, para la mayoría de poliamorosas es básico mantener una independencia y autonomía, por lo que la confianza a la hora de decir la verdad es imprescindible. La investigación “Consensually Nonmonogamous Relationships” de Terrí D. Conley, publicada en la revista Perspectives on Pshychological Science asegura que las personas poliamorosas tienen más confianza en su pareja y por tanto son menos celosas.

Con la monogamia como protagonista, actualmente el poliamor es una opción de la que poco conocemos. Muchas personas poliamorosas no saben muy bien cómo actuar o cómo comunicar esta situación en su entorno. Otras prefieren mantenerlo en secreto por miedo al rechazo, la incomprensión o la culpabilidad por no querer mantener relaciones monógamas. Poco a poco estamos comprobando que en el poliamor no todo son impedimentos. Existen aspectos positivos como dar y recibir amor de más de una persona o tener una amplia red de apoyo e intimidad. Lo que está claro es que tanto la monogamia como el poliamor son opciones igual de válidas. Todo depende de la libre elección de cada persona.

Artículo publicado en El Periódico de Castilla y León (número de Septiembre 2017).

Lara Herrero Barba

Lara Herrero Barba

2 pensamientos en “ALTERNATIVAS A LA MONOGAMIA: EL POLIAMOR

poliamore.esEscrito en  5:44 pm - Sep 5, 2017

Hola Lara! nos parece genial tu artículo y con tu permiso nos gustaría compartirlo en nuestra web y redes sociales (con mención a este blog).
Gracias y un saludo

Deja un comentario