• 660 578 316
  • info.sexopositivo@gmail.com

LA IMPORTANCIA DE CONOCERSE: EL ORGASMO FEMENINO

LA IMPORTANCIA DE CONOCERSE: EL ORGASMO FEMENINO

Imagen principal

Aura, de 72 años supo lo que era un orgasmo después de tener a sus cuatro hijas. Afirma que se trata de “sentir un goce, una plenitud del acto matrimonial. Sentir como si estás en el cielo”. No está segura de si un orgasmo es lo mismo que el placer: “A veces mientras ves una película o tienes ciertos pensamientos  también te entra una cosita por el cuerpo. No sé si eso será el orgasmo”.  Por su parte, Beatriz, de 41 años nos cuenta que “un orgasmo es algo que busco y quiero que mi pareja tenga. Es como un fuego artificial. Y es la experiencia de existir y no existir en un sitio concreto. Es como que te expandes y, a la vez, es como un sentir de la sangre respirando”. Para Noelia, de 26 años, el orgasmo es algo casi poético: “es una sensación de liberación absoluta donde experimento durante unos segundos una caída al vacío, como si explosionaran dentro de mi todos mis sentidos y después se apagara todo dejando paz”.

El orgasmo es una de las Fases de la Respuesta Sexual Humana que definieron por primera vez Masters y Johnson en su obra “Human Sexual Response” (1966). Es una sensación subjetiva que no todas las mujeres logran experimentar a lo largo de su vida, ya sea a solas o en pareja.

Hasta hace bien poco la sexualidad femenina estaba en un segundo plano respecto a la del hombre y todo lo relacionado con ella representaba un gran tabú. El hecho no es que muchas mujeres sean incapaces de tener un orgasmo, sino más bien de saber cómo conseguirlo y de no sentirse incómodas por ello. La dificultad para alcanzar el punto más alto de placer también es consecuencia de un modelo de encuentro erótico heterosexual centrado en la penetración vaginal. El orgasmo femenino ha sido y es buscado a través de la vagina. Sigmund Freud es el gran responsable de ello al asegurar que existían dos tipos de orgasmo: vaginal y clitoriano. Gracias a la ciencia hoy sabemos que el orgasmo vaginal es como el Ratoncito Pérez, un cuento.

El único órgano encargado de proporcionar orgasmos a las mujeres es el clítoris. Por tanto, si una mujer busca alcanzar el orgasmo es necesario que se estimule esta zona de la vulva, que es la única de todo el cuerpo humano cuya función exclusiva es la de dar placer. Ya sea mediante la masturbación en solitario, durante el coito o mientras se mantienen relaciones eróticas sin penetración. Sí que es cierto que algunas mujeres pueden lograr un orgasmo mediante la estimulación vaginal a través de la penetración, pero esto es gracias a las terminaciones nerviosas que posee el cuerpo cavernoso del clítoris. Hemos de tener en cuenta que el clítoris no sólo es la parte externa que se hace visible en la zona superior de la vulva que junta los labios menores. En realidad, el clítoris se extiende hacia la zona interna de la cavidad vaginal, pudiendo alcanzar un tamaño de siete a doce centímetros; lo que supone miles de terminaciones nerviosas.

En la práctica, además de saber el papel que juega el clítoris en el orgasmo femenino, es fundamental conocerse: conocer el propio cuerpo, cómo responde ante estímulos, que zonas son más agradables, cuáles más sensibles… El primer paso para disfrutar de una relación sexual es conocerse. Y para ello es mucho más sencillo comenzar con una misma mediante la visualización y la autoexploración. Cuando nos conocemos sabemos perfectamente qué es lo que nos gusta, dónde y cómo nos gusta y, de esta manera, será más fácil comunicárselo a otras personas en el caso de querer mantener relaciones sexuales con alguien.

Si acompañamos el autoconocimiento con una visión de la sexualidad en positivo y una buena percepción de la imagen personal, será muy probable que no existan problemas a la hora de tener orgasmos. Aun así, pueden existir mujeres que tengan dificultades para alcanzarlos (anorgasmia), pero esto no significa que no tengan placer en sus encuentros eróticos. El placer se escribe en plural, porque existen muchas formas de disfrutar y no todas tienen por qué acabar con un orgasmo.

Artículo publicado para El Periódico de Castilla y León (EPECYL) Octubre – 2017. 

Lara Herrero Barba

Lara Herrero Barba

4 pensamientos en “LA IMPORTANCIA DE CONOCERSE: EL ORGASMO FEMENINO

MaryAsexoraEscrito en  6:43 pm - Oct 3, 2017

Qué lástima que todavía, a día de hoy, existan mujeres que no saben qué es un orgasmo o que ni siquiera han visto su propia vulva.
El conocimiento y la educación son imprescindibles para disfrutar de una sexualidad plena y positiva.
Gran artículo.
Un saludo

Nayelly CarrilloEscrito en  3:06 pm - Oct 22, 2017

¿Y qué hay del orgasmo alcanzado tras la estimulación de los pezones, por ejemplo?
Tampoco hay que reducir el placer a sólo el clítoris. Sí, es el principal órgano del mismo, y con muchas terminaciones nerviosas destinadas sólo al placer, pero no todas las mujeres somos iguales y cada una tiene diversas de formas de conseguir sentir y disfrutar un orgasmo.
Un último detalle que me gustaría recalcar, es el cuidado ante las palabras que usamos, y me refiero a lo de: “Aun así, pueden existir mujeres que tengan dificultades para alcanzarlos (anorgasmia)” ya que ese diagnóstico sólo puede ofrecerlo un profesional y ante casos muy particulares; aquí se podría llegar a entender que por el simple hecho de experimentar alguna dificultad en alganzar el orgasmo ya somos “anorgásmicas”, y no es así. Las dificultades para alcanzarlo no siempre son cuestiones biológicas, en muchos casos sólo son circunstanciales (estado de ánimo, enfermedad temporal, estrés, preocupaciones, etc.) y es algo normal.

    Lara Herrero BarbaEscrito en  9:56 am - Nov 6, 2017

    Hola Nayelly, lo primero gracias por tu comentario!
    Totalmente de acuerdo, como tu has dicho, cada persona somos un ser sexuado diferente, lo que significa que cada una vivimos nuestra sexualidad de una manera. En éste artículo me he centrado mas en el placer genital para reivindicar al propio clítoris, pero existen muchas maneras de alcanzar el orgasmo (que no tipos de orgasmos) que dependen de las preferencias, deseos y eróticas de cada persona.
    Respecto a la anorgasmia, efectivamente sólo puede disgnosticarse a través de profesionales (sexólog@s, médic@s, psicólog@s). Yo he atendido algunos casos y la mayoría respondían a factores psicológicos, falta de educación sexual, desconocimiento, miedo o experiencias traumáticas.
    El orgasmo no es el único placer que existe. Es interesante disfrutar de otro tipo de placeres, al igual que lo es disfrutar de todo un cuerpo (más allá de los genitales) y de diferentes prácticas eróticas (más allá de la penetración).

    Un saludo.

Deja un comentario